sábado

Meditacion


Considera, alma mía, esta textura
áspera al tacto, a la que llaman vida.
Repara en tantos hilos tan sabiamente unidos
y en el color, sombrío pero noble,
firme, y donde ha esparcido su resplandor el rojo.

Piensa en la tejedora; en su paciencia
para recomenzar
una tarea siempre inacabada.

Y odia después... si puedes.

Rosario Castellanos
Mexico


Get this widget | Share | Track details

1 comentario:

mafalda dijo...

Odiar despues??? Dios mio si lo dejo pa despues ya no tendre ni dientes y sere como una pasita de arrugada...perdoname pero comenzare a odiar, amar,soñar y pataletear si es necesario, desde ahora.
Mafalda